Si algo ha dejado patente el reboot a la saga Tomb Raider, es que Lara Croft lo pasa bastante mal en el reinicio a la franquicia. A la chica le pasa de todo, recibe todo tipo de heridas y tiene que aprender sobre la marcha a tratárselas. Toda una lección de supervivencia y de fortaleza mental, pero ¿qué hay de los otros juegos de la saga? Mi objetivo con este artículo es retratar con la mayor fidelidad posible que Lara ya lo pasaba bastante mal antes de la llegada de este nuevo Tomb Raider.

Y es que la saga de la arqueóloga ha tenido desde su primera entrega, un repertorio de formas de morir bastante amplio. Lara podía caer de mil maneras: abatida por enemigos mientras estaba parada, mientras corre, mientras salta, bajo el agua, muerte por caída, por salto del ángel y muchas más, cada una de ellas con una animación específica (mis favoritas son las del T-Rex).

Una de las cosas que impresiona ver sobre el concepto de las muertes de Lara es el fenómeno fan que hay a su alrededor. Y es que Youtube está plagado de vídeos de usuarios que buscan todas las maneras que tiene la arqueóloga de morir, así como glitches que provocan muertes espontáneas como ahogarse en mitad del aire (ocurre, en Tomb Raider Underworld). Una muestra más del poder de difusión que internet aporta a los usuarios.

En Tomb Raider I, II y III las formas de morir de Lara se limitaban a bajar la barra de vida a cero y la chica se caía muerta. A partir de Tomb Raider Legend se introdujo un nuevo concepto que haría las maravillas de los fans de las muertes de Lara Croft (aún me cuesta escribirlo sin reírme): las “Muerte por QTE”. Desde ese momento podíamos ver a la pobre, pobre Lara cayendo por abismos infinitos, siendo devorada por una serpiente mutante gigantesca, aplastada por trenes, machacada por cuchillas… Y allí estaban una vez más los fans para retratarlas y subirlas a la red. Se ve que la idea de las QTE tuvo que gustar, porque repitieron el concepto en Tomb Raider Anniversary.

Ahora es momento de Tomb Raider, el reboot a la saga que llegó hace nada a las tiendas y cuyo análisis habéis podido leer en Watakshi (aunque allí no se os explicaban las horribles maneras de morir de Lara, menos mal que estoy yo aquí). En este nuevo juego, el esquema de “Muerte por QTE” (o más bien por no darle a los botones cuando es lo único que tienes que hacer) hace aparición de nuevo, y las nuevas animaciones son muy cinemáticas (y bastante crudas y violentas, aviso). Y ahí la tenemos, estrella de este show macabro, a Lara Croft siendo machacada por rocas, apuñalada con piolets, asfixiada y tiroteada por tipos muy violentos, empalada… Conclusión: los fans estarán satisfechos (y sí, ya hay recopilaciones por Youtube, dejo aquí una, INCLUYE TODAS LAS MUERTES DE LARA EN EL NUEVO TOMB RAIDER, visualiza bajo tu responsabilidad).

En definitiva: aunque en este reseteo a Tomb Raider Lara sufre como la que más, ya lo hacía mucho antes, desde su época más poligonal y pixelada. La arqueóloga ha tenido que (aficionados a su muerte mediante) lidiar con mil maneras distintas de acabar bajo tierra para encima ver con recochineo como sus pasos a mejor vida son la comidilla en los vídeos de internet. Bien podía haber aprendido de su mayordomo, que por mucho que lo metiéramos en la cámara frigorífica salía tan campante. Todo un superviviente.

Ignacio Reinosa

Estudiante de Filosofía. Redactor en Revogamers desde 2008. Amante de los videojuegos, y de escribir sobre ellos. Videojuegos, lectura, rol, juegos de mesa y mucho más me dejan sin tiempo para nada más.

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ignacio Reinosa

Estudiante de Filosofía. Redactor en Revogamers desde 2008. Amante de los videojuegos, y de escribir sobre ellos. Videojuegos, lectura, rol, juegos de mesa y mucho más me dejan sin tiempo para nada más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies