La inclusión forzada de Netflix según Paco

Todas las obras de cine y televisión han tenido diferentes adaptaciones según la época y el contexto social en la que se encontraba. Uno de los mejores ejemplos de ello es Batman, desde la serie de 70 que ahora casi nos parece caricaturesca y que nada tiene que ver con el concepto oscuro y decadente de los cómics originales, hasta el Batman de Nólan o de Robert Pattinson, pasando por las adaptaciones infantiles tipo Lego Batman.

Lo mismo sucede con Spider-Man: en le mercado japonés tienen su propia adaptación donde el superhéroe de Marvel usa mechas (robots gigantes) o Dragon Ball, que vista actualmente puede resultar bastante machista, pero habría que entenderla en el momento social en el se creó, el Japón de los 80. O en el sentido contrario, como el Sentai fue adaptado al público Americano en la época de los noventa, dando pie a los Power Rangers, una obra que simplificaba completamente las tramas de las series originales para hacer hincapié más en la acción más simple.

Otros ejemplos de ello son la cantidad de remakes de películas de terror asiático que tuvimos en la década de los 2000, donde íbamos a una media de 2 producciones por año, adaptando prácticamente, todas las cintas de terror que encontraban : The Eye, Ringu, Dark Water, Shutter y un larguísimo etc. En ellas el contexto de folklore cultural Japonés, era tan fuerte, que no se entendían con personajes americanos en tierras americana, si no que solo funcionaban en dicho contexto y localización Japonesa, lo que obligo a los guionistas a llevar a las protagonistas americanas a Japón, como en La maldición.

El desconocimiento y la incultura en el mundo del cine y las series, hacen que las adaptaciones al público actual sean algo novedoso para cierto tipo de personas, como si nunca se hubiera dado antes y se sienta algo ‘forzado’ por culpa de una supuesta agenda política secreta (que por cierto conoce todo el mundo), pero que en realidad no es más que lo que ha estado pasando durante toda la vida, la adaptación del medio a la sociedad del momento.

El problema es que esa adaptación actual, esa evolución, no esta siendo bien digerida por primera vez en la historia por aquellos que siempre han estado en el foco de atención. En vez de dar un paso al lado (que no atrás) después de tantos años siendo centro de atención y dejar que nuevos personajes salten a la palestra, se sienten atacados e indefensos porque ellos ya no son los únicos protagonistas y conjuran teorías absurdas sobre conspiraciones masónicas para no aceptar la realidad: que el mundo es diverso y que, Paco, tu ya no eres el protagonista. No solo no eres el protagonista, si no que además, hay muchas series y películas dónde tú no eres el público objetivo. Tan simple como eso.

El ejemplo de todo esto lo tenemos una y otra vez, en el mantra de la ‘inclusión forzada’ de Netflix, donde supuestamente, según Paco, Netflix pone forzadamente personajes LGTBIQ+ en papeles principales para ser más ‘modernos’ y ‘políticamente correctos’. Lo cierto es que, a pesar del avance que ha supuesto Netflix en este sentido (prácticamente partimos de cero), nada más lejos de realidad Lo único que ha cambiado y que Netflix ha participado activamente de ese cambio, es en la visibilidad, pero no en el protagonismo de esos personajes. Netflix sigue, como el cine en general, sin dar papeles importante a personajes LGTBIQ+ que no sean única y exclusivamente para series con temática LGTBIQ+.

Si nos vamos a la lista de series populares de Netflix, en ninguna de ellas está un/a protagonista LGTBIQ+: Stranger Things, Sabrina, The Witcher, Elite, Dark, Black Summer, El juego del Calamar, You, Mindhunter, Muñeca Rusa, Altered Carbon, The Haunting, Lost in Space, Snowpierce, Lock & Key, Archivo 81, Jupiters Legacy y así un larguísimo, etc de nombres medianamente famosos donde el protagonista LGTBIQ+ brilla por su total ausencia al igual que en el cine, que debe conformarse con escenas que sean fácilmente editables para ciertos mercados homófobos, como China o Rusia. Hoy en día seguimos sin tener roles de personajes tipo James Bond, Nathan Drake, Lara Croft o Indiana Jones de corte LGTBIQ+.

Y ahí están las pruebas, es tan fácil como darse una vuelta por el catalogo de Netflix, para confirmar que efectivamente, hay series de Temática LGTBIQ+ (Sense8, Por Trece Razones, Heartstopper, etc) pero no hay series normalizadas donde un protagonista sea Gay porque si, sin una justificación existencial de por qué lo es o un drama por serlo. No hay, siguiendo con el ejemplo anterior, un arqueólogo, aventurero y hombre de acción duro, que en vez de ligar con todas las tias que aparecen en su película, ligue con tíos. Tan simple como eso, no existe.

El problema es que al aparecer un personajes LGTBIQ+ que deja claras su condición, sea por boca del personaje, o por actos (besar a su pareja de forma afectiva al despedirse, lo más normal del mundo), ya salta las alarmas en la cabeza de Paco y se enciende el neón de ‘INCLUSIÓN FORZADA’, algo muy similar a ‘Del Revés’. Una inclusión forzada que se confunde con el hecho de simplemente existir. Para Paco, la relación entre el comandate Paul y el médico Hugh de Star Trek Discovery, que es uno de los mejores ejemplos de relación Gay completamente normaliza en las series actuales y que no se basa en ‘ser gays’, si no en las aventuras que corren en el contexto de la nave Discovery de Star Trek, también sería una inclusión forzada.

O el beso Gay en Eternals, porque claro, ¿Que pintan dos gays en una peli de Marvel o en una serie de Star Trek?, ¿es necesario dejar claro que son gays?¿No puedes ser Gays sin que yo lo vea, me lo tienes que mostrar?¿Por qué hay que meter gays en las películas de Marvel, no pueden hacer personajes gays para ellos, tienen que ‘cambiarnos’ los nuestros?. A Paco le molesta el beso afectivo gay, pero no la escena de sexo hetero sin contexto ni sentido de la misma cinta.

¿Por qué si cambiamos la palabra «Gay» por «Hetero», nos suena extremadamente ridículas todas estas preguntas, pero si es «Gay» hay gente a la que le parece lo más normal normal de mundo querer recluir e invisibilidad a personajes Gays?¿No es entonces esto, un problema directo con los personajes «Gays»?¿No es el hecho de que realmente, no quieres ver a personajes «Gays» e invisibilizarlos, relegándolos a sus propias producciones para su público?¿No es esto, en toda su definición, homofobia?

Paco, ¿Por qué si hay besos heteros sin contexto ninguno más allá del simple afecto y cariño, no puede haber uno igual en una película de Marvel (o de cualquier otro estudio), si precisamente eso es la normalidad?¿si precisamente lo que se busca son personajes naturales, diversos y sin que sean el típico estereotípico gay de las películas de principio de los 2000?¿eso no era forzado e insultante? Claro, porque poner a un Gay haciendo «cosas de Gays» es mucho mas natural en la cabeza de Paco, que poner a un Gay haciendo la misma vida que Paco. Eso rompe sus esquemas y hace que el neón se ilumine.

Otras variantes de inclusión forzada afecta, como no, a mujeres y personajes de color, el pack HMR (Homofobia, Machismo y Racismo). Por supuesto, Paco considera, que el 100% de las veces que una adaptación ha cambiado a personajes asiáticos por americanos blancos, no es inclusión forzada (como el ejemplo de La maldición) eso si es ‘adaptación’, pero que en el tema de los personajes femeninos, crear al personaje femenino en contraposición a un héroe masculino si es inclusión forzada. Paco utiliza el comodín del contexto y la justificación de guion cuando le sale de los cojones.

Por supuesto Paco ignora lo que se ha venido haciendo en el mundo del cómic desde los 70: SpiderMan/SpiderWoman, Batman/BatWoman, Hulk/Hulka, Superman/WonderWoman, Daredevil/Elektra, etc. Ahora resulta que algo que se ha hecho toda la vida, es inclusión forzada, por ejemplo en He-Man/She-Ra, pero que hoy en día darle una serie propia a ella es ‘Inclusión forzada’. Lo peor de todo, es que Paco hace absoluta alarde de incultura, y se queda tan pancho. Verás tu cuando salga Thor Love & Thunder y vean a Thor mujer. A Paco le va a dar una embolia.

El absurdo llega a tales extremos que ven lesbianas donde no los hay, literalmente. Es el caso del trailer de la serie de Resident Evil de Netflix. En el mismo, salen dos chicas donde en una escena se dan la mano. Como no podía ser de otra forma, los foros de «Pacos Reunidos», se llenaron inmediatamente de mensajes tipo ‘otra vez la inclusión forzada’, ‘que pintan dos lesbianas en el apocalipsis’ o ‘ como van a repoblar el planeta si son lesbianas’. Paco, se inventa una deserción de 3 páginas basada en la justificación de por qué no puede haber lesbianas ni gays en un apocalipsis zombie, por tal de no reconocer lo evidente, que le molesta el simple hecho de la existencia de lesbianas en un mundo inventado.

Las risas llegan cuando Paco se da cuenta de que en la sinopsis oficial de la serie, no existen dichas lesbianas, y que son dos hermanas. El ridículo llegan tan lejos, que en la cabeza de Paco, el simple hecho de que dos chicas se den la mano, automáticamente lo asocia a ser gay y elimina otra realidad, la real, la de las hermanas. De se punto inventado, Paco ha sacado la conclusión de la inclusión forzada y una deserción de 3 páginas de justificación anti-LGTBIQ post-apocalíptica. Imaginaos si Netflix llega hacer, de verdad, una serie con dos protagonistas lesbianas en un apocalipsis zombie. A Paco le da se segunda embolia. A Paco lo matamos del disgusto.

La serie está ambientada en 2036 y seguirá a la protagonista Jade Wesker en su lucha por sobrevivir contra una horda interminable de zombis. Más allá de la violencia postapocalíptica, Jade se verá obligada a enfrentarse a su pasado en New Raccoon City y al trágico destino de su hermana Billie, a la vez que será perseguida por la sombra de su padre, el icónico villano Albert Wesker.

SInopsis, Resident Evil Netflix 2022

Esto pasa en el día a día de la inclusión forzada. La ven donde no existe, solo existe una visibilidad del colectivo intentando naturalizar situaciones de todo tipo: Sexo, pareja, familia, problemas, etc. Simplemente, los personajes LGTBIQ+ existen, al igual que todos los demás, no necesitan una justificación, no necesitan estar atormentados por su condición sexual, ni necesitan ser unos solitarios promiscuos que nada tiene que ver con una sociedad esculpida en cánones de la familia nuclear. Todos los tipos de personajes deberían de ser posibles, y ninguno de ellos debería a estas alturas llamarnos la atención: heteros afeminados, gays masculinos, lesbianas femeninas, personajes no binarios como Adira de Star Trek Discovery, hombres casados con hombres y con hijos, familias nucleares felices, familias LGTBIQ+ con problemas diversos, etc. Todo aquello que rompa con los estereotipos que el cine y la tv ha lanzado durante años sobre todos los colectivos.

Y esto simplemente atañe a la industria adaptándoselos a los tiempos actuales como ha hecho siempre. Ahora es la propia comunidad LGTBIQ+ la que no tiene que verse reflejada bajo el prisma de una sociedad heteronormativa que deforma la realidad y el día a día LGTBIQ+ bajo estereotipos y tópicos. Es dicha comunidad la que está detrás de los guiones, producciones y direcciones y por eso es quien está contando las historias que quieren contar (y tienen todo el derecho a hacerlo) rompiendo con la anormalidad vivida hasta hace relativamente poco.

Esa anormalidad que hemos tenido donde el cine y las series viven en un universo paralelo donde los gays, lesbianas y transexuales no existían, donde los negros eran los graciosos de la película o las mujeres estaban condenas a quedarse en tetas antes de morir asesinadas. Eso si que era un universo forzado e irreal. No es inclusión forzada , es que la comunidad LGTBIQ+ existe en todos los estratos de la sociedad y también en la producción de series y películas. Bienvenido al siglo XXI, Paco.

Todas las historia y personajes, deberían tener cabida y no deberían de, por el simple hecho de existir, llamar la atención de nadie. Al igual que a mi no me llama la atención en absoluto que dos heteros se den un beso, que se despidan afectuosamente, ni pido una justificación de guion para su aparición en pantalla o que me expliques su drama existencial por el simple hecho de ser hetero. Esa sería la verdadera normalidad. Hasta entonces, habrá que conformarse con simplemente ser visibles, ser secundarios y protestar por la homofobia encubierta de la supuesta «inclusión forzada».

PD: No seas Paco.


🎙 Canal de Discord
Si quieres comentar este y otros temas, escuchar el podcast, tutoriales sobre videojuegos y mucho más, únete a nuestra comunidad:

Reseñas - ⚙️Tutoriales - 📝 Artículos - 📖 Historias - ⬆️ Especiales - 🎮 Gameplays - 💭 Blog / Reflexiones