Portada » Comparativas (Versus) » Cine vs. Televisión

Cine vs. Televisión: ¿difícil pregunta? He perdido la cuenta de las veces que he podido ir al cine (más de 700 seguro). A lo largo de los años he visto películas buenas, películas no tan buenas y verdaderos engendros que me han hecho replantearme la convención de Derechos Humanos de Ginebra. Sin embargo, lo que era cierto es que ir al cine era una afición muy grande que tenía. Casi todas las semanas había estrenos que me llamaban la atención por un motivo o por otro y al final de año podía echar la vista atrás y hacer, en general, balance positivo.

Sin embargo, de unos años a esta parte, se me hace tremendamente aburrido y pesado acercarme a las salas de cine. Apenas media docena de películas al año me invitan a irme a Kinépolis (me he acostumbrado a los butacones y la comodidad) y pagar por una entrada. Y no siempre salgo contento.Sin embargo, me doy una vuelta por la parrilla de la televisión y no veo otra cosa que calidad por todas partes. ¿Qué ha pasado aquí?

Cine vs. Televisión

El cine estadounidense apesta

Por supuesto, hablo del cine en general, de la tónica de la industria. Todos los años hay varias películas que se salvan de la quema, pero en términos generales da bastante pena. Proliferan las películas cada vez más insustanciales, la comedia como género ha desembocado en una cantidad de personajes haciendo chistes fáciles y groseros (¿Os acordáis de Mejor Imposible?) y la acción no pasa de efectos especiales por todas partes y cámaras agitándose de un lado a otro. Y las 3D.

Hay una crisis terrible de ideas y los guionistas vuelven a los mismos temas una y otra vez o se inventan otros tan enloquecidos que demuestran su falta de talento. En los últimos años hemos vivido una fiebre de reboots, adaptaciones y biopics terrible, que demuestra que no quedan ideas originales. Sin embargo, es cierto que se pueden hacer adaptaciones como Los Vengadores, películas que devuelven la fe en el cine del entretenimiento, pero la gran mayoría no son dignas ni de parvulario.

Cine vs. Televisión

La comedia, como he comentado antes, ha desaparecido. El cine de misterio brilla por su ausencia. El drama se convierte siempre en un maniqueísmo atroz y ni siquiera se salva el cine de animación, ya que Disney se ha terminado de cargar a Pixar y la ha convertido en otro estudio de princesitas y chachipirulis (sí, hablo de Brave) y secuelas odiosas de películas originales ya de por sí odiosas (Cars 2).

Para terminar con este tema, haré una breve mención de las 3D, la supuesta salvadora de la industria que ya, apenas en 3 años, está estancada. Lo único para lo que valen es para encarecer el precio de la taquilla y para oscurecer la imagen en la pantalla, con lo que la fotografía de algunas películas (me viene a la cabeza El Hobbit) queda destrozada. Todavía no conozco a nadie al que le guste el cine en 3D y, desde luego, viendo el tipo de películas que se adaptan a esta tecnología está claro que es un tipo de cine muy enfocado al público joven. No es ni mucho menos la tecnología salvadora que decían, sino todo lo contrario, demuestra que la crisis del cine es aún mayor si hay que recurrir a esto y no a mejores historias.

La pequeña pantalla

La televisión, en cambio, es un medio que ha sufrido un crecimiento exponencial. En unos pocos años la calidad y la cantidad de buenas series que hemos visto dejan en evidencia a la industria del cine. No es problema de buenos o malos guionistas, es que la televisión los tiene a todos. 

Cine vs. Televisión

HBO es una de las responsables de este boom televisivo. Los Soprano, A 2 metros bajo Tierra, Roma, Boardwalk Empire… TMC es la otra, con producciones como Mad Men,  The Walking Dead (una serie de zombis que arrasa en crítica, quién nos lo iba a decir) o la brutal Breaking Bad. Por supuesto, siempre estarán la series más ligeras, como Community, The Big Bang Theory, Modern Family

La calidad de las series de televisión es tan alta, pero tan alta, que teniendo El Ala Oeste de la Casa Blanca no se me ocurre pasarme a ver Lincoln. Con Dexter, la nueva película de Hannibal no me provoca ni levantar la ceja de forma circunspecta y, desde luego, mi amada comedia sigue más viva que nunca.

Cine vs. Televisión

¿Cine vs. Televisión? La respuesta, para mi, es tremendamente sencilla. Seguiré yendo al cine, de casta que le viene al galgo dicen, pero cada vez menos y nunca en 3D si puedo evitarlo (por ahora sólo he visto 4 películas y en todas he acabado mareado, cosa que con la 3DS no me pasa). Sin embargo, todas las semanas tengo varias citas delante del televisor, que de caja tonta ya no tiene un pelo.

¿Te gusta mi contenido? Puedes puedes apoyarme en Patreon

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En el Foro se habla de…

Advertisement

App Móvil

google-play1-copia apple-play1-copia

Suscríbete a la Newsletter semanal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscribete a mi newsletter

Una vez a la semana te iré mandado todas las novedades sobre vídeos del canal,actualizaciones d ela web e hilos importantes de la comunidad. Además serás el primero en enterarte de concursos, especiales, etc

Te has suscrito correctamente... GRACIAS