Portada » Análisis » Far Cry 3 – Análisis

Far Cry 3 – Análisis

La saga Far Cry nos ha dado ciertas alegrías pero es quizás esta tercera entrega la que más destaca de todas por su grandeza en todos los sentidos y por su equilibrio. Un genial shotter basado en un sandbox que se convierte en imprescindible y que uno de los mejores de esta generación en muchos sentidos. Pero vamos a analizarlo punto por punto.

Nuestra historia comienza como una de esas película del género slasher que tanto nos gustan: un grupo de amigos se van a una isla paradisiaca a emborracharse, hacer deportes de riesgo y mucho sexo. Su aventura se ve truncada cuando un maníaco asesino (y uno de los mejores personajes del juego en cuanto a desarrollo se refiere), les secuestra para traficar con ellos: al ser americanos ricos, pedirá rescate a sus familias luego ya cuando tenga el dinero, ya verá si los entrega o no. Pero nuestro protagonista y su hermano escapan del cautiverio no sin que antes se produzca la muerte de uno de ellos, el hermano del protagonista de nuestra historia, Jason (o Jota como lo llaman algunos personajes), por lo cual jurará venganza contra el loco secuestrador. Es en ese momento cuando empieza nuestra historia.

Después de algunas misiones principales de introducción y aprendizaje, el mundo de Far Cry 3 se nos abre y nos deja ver todas las posibilidades que tendremos en esta isla infernal, pero paradisiaca. Tanto es así que  a ratos tendremos la sensación de estar en la serie Perdidos, a ratos en Assassins Creed y a otros en el nuevo Tomb Raider con nuestras flechas cazando animales y saltando por templos para buscar dagas chinas antiguas. Lo bueno es que FarCry 3 encuentra un equilibrio perfecto entre todas y cada una de sus propuestas y se alza como un shooter sumamente original, divertido y variado.

far cry 3

No solo tendremos que recopilar reliquias esparcidas por la inmensa isla, si no que también cartas de antiguos militares caídos en batalla, explorar bunkers abandonados o encontrar cajas con tesoros, entre las misiones secundarias. Además de claro está, explorar templos perdidos en medio de la selva o en cuevas inundadas de agua. Todo ello abierto en mundo gigante, que en las primeras horas nos resultará hasta abrumador por todo lo que tendremos que hacer o recoger y que tendremos que ir desbloqueando mediante torres de radio que hacen las veces de atalayas de la saga de los asesinos. Siempre podemos pasar de las misiones secundarias e ir directamente al grano, pero entonces nos perderemos el gran abanico que nos proporciona el título. Sin temor a equivocarme, podría decir que Far Cry 3 supera en variedad de recolección y posibilidades al propio Assassins Creed III.

Y es que podremos hacer carreras en nuestra moto de agua superando checkpoints, correr con el coche como alma que lleva el diablo por la isla para hacer una entrega en un tiempo dado, asesinar por encargo a uno de los traficantes de turno, o cazar animales raros y extraños con una serie de armas especificas. Todo esto se traduce en una variedad imresionante y en situaciones no menos divertidas: Matar al mayor número de enemigos en un tiempo dado solo con granadas o matar 12 perros con un bazoca… algo en papel suena ridículo, pero que es tremendamente divertido.

La naturaleza jugará en todo momento un papel muy importante en nuestra aventura, no solo porque significa nuestra forma de ocultarnos y ser el depredador que acecha a los malos, si no porque por toda la isla habrá repartidas plantas de varios colores diferentes que al mezclarlas nos darán jeringuillas especiales, algunas para la caza, hacernos inmunes al fuego, aguantar la respiración bajo el agua durante más tiempo o simplemente, para curarnos. Todo un abanico de potenciadores que nos vendrán de perlas.

far cry 3

Además de las plantas también tendremos encargos de caza o simplemente podremos cazar ‘por placer’. Por toda la isla hay infinidad de animales esparcidos por zonas concretas. La piel de dichos animales nos servirá para hacernos carteras más grandes, mochilas o para guardar más granadas y flechas. Por tanto llegaremos a un punto que será casi imprescindible salir de caza por la isla para potenciar nuestro arsenal y si bien es sumamente desagradable el hecho de tener que matar a un animal extremadamente raro (y bastante ilógico) nos es muy útil en la práctica. También es bastante ilógico que una especie de pavo tropical encolerizado nos mate a picotazos, una de las situaciones más ridículas que he visto en el juego  pero oye, me estuve un buen rato riéndome.

Con todo aunado por un hilo conductor, que son los transportes el resultado final es no solo entretenido, si no variado y adictivo. Tendremos varias formas de transportarnos por la isla, una de ellas será liberar puestos de enemigos indicados en rojo en el mapa, una vez liberado y ‘limpiado’ ese puesto se convertirá en un ‘viaje rápido’ lo que nos resultará sumamente útil para otras misiones secundarias como recolectar cartas de los perdidos o reliquias antiguas. Así mismo, podremos utilizar la inmensidad de coches que encontraremos por toda la isla o en su defecto ir por aire en parapente o por agua en lanchas o motos acuáticas  Todo un sinfín de posibilidades que Ubisoft ha tenido en ceunta para no caer en la misma piedra dos veces.

far cry 3

Una historia muy bien contada, extremadamente adictiva y que comienza como un simple slasher, pero que gracias al desarrollo de personajes, adquiere un toque interesante de venganza, demencia y demás momento sumamente espectaculares como la exploración de templos, los momentos plataformeros o los flashbacks de como llegaron nuestro protagonistas a la isla a base de comer pastillitas rojas alucinógenas. En total, me sería imposible deciros cuantas horas podéis echar de juego para terminado al 100%, ya que es tan extremadamente largo. Eso si dependiendo de la dificultad, perfectamente la campaña puede durarnos 10 o 15 horas sin hacer nada secundario, lo cual es un sacrilegio y perderíamos completamente la esencia de este FarCry.

Para rematar este repaso, nos centramos en la habilidades, cada acción que hagamos en el juego tendrá su recompensa en forma de puntos de experiencia.  Todas y cada una de estas acciones se premian más si lo hacemos con sigilo, observamos a los malos y hacemos nuestra estrategia, consiguiendo más del doble si acabamos con una tanda sin que nos descubran. Estos puntos a su vez, servirán para desbloquear habilidades y estas habilidades potenciarán nuestra forma de hacer las cosas. Tendremos de tres tipos identificadas por animales, cada una de ella se centra en una cosa: sigilo, acción y exploración. Así podremos potenciar a nuestro personaje y hacerlo cada vez más fuerte dependiendo del tipo de jugador que seamos, añadiéndole un punto de RPG al desarrollo del mismo.

Multijugador y Editor

Por si todo esto no fuera poco, Ubisoft ha hecho dos grandes modo multijugador para el título. Primero el competitivo de hasta 16 jugadores simultáneos  donde habrá tanto los clásicos todos contra todos, como modos de juego por equipos, además de un genial editor de mapas. Y como se precia en los multijugadores de la compañía, en el competitivo tendremos una serie de niveles que deberemos subir a base de jugar, asesinar y conseguir desafios diarios. Estos niveles nos permitirán desbloquear mejores habilidades y armas e incluso, un editor de tatuajes para que presumamos de ellos, aunque para esto tendrmeos que alcanzar el nivel 40.

También tendremos descodificadores, memorias usb y demás parafernalia que tendrán un tiempo para ‘descodificarse’, desde los 10 minutos, hasta varias horas. Cuanto más tiempo se lleva para descodificar, más extras conseguiremos una vez los hayamos desbloqueado. Todo ello jugando al multijugador competitivo, claro.

Además en este modo tendremos a nuestra disposición el editor de mapas. La comunidad FarCry está de enhorabuena, porque ahora podremos crear y compartir dichos escenarios, basados en los territorios tropicales de los que hace gala el juego. Podremos editar el terreno, los objetos y crear la misión para que otros jugadores la jueguen. También, claro está podremos jugar a los niveles de otros jugadores, lo que potencia el título y alarga aun más su vida.

Y para rematar el pastel, un modo cooperativo a 4 tanto online como en la propia consola. Este modo tiene su propia mini historia y si bien está más encorsetado y no es un mundo abierto, sirve para desestresarnos y explotar todavía más el título, por si nos quedamos con ganas de más. Así da gusto.

Apartado Técnico

Far Cr 3

En ningún caso podemos afirmar que Far Cry 3 sea un mal juego técnicamente, todo lo contrario, tiene un techo en consolas y un apartado visual sobresaliente. El problema es que las consolas de sobremesa se le quedan pequeñas, y eso se traduce en un efecto popping demasiado acusado y un dibuje del campo visual, que muchas veces se nos torna tosco. Por otra parte, es casi entendible gracias al mapeado en si, inmensamente grande y a los detalles de propios d ela isla, los arboles, los animales, las plantas… todo está fielmente reflejado, pero se nota que Ubisoft necesita más potencia y que tanto este como Assassins Creed 3, podrían haber sido incluso, mucho más grande si estuviéramos en una generación posterior.

Tanto en así que se nota la diferencia entre la versión de PC y las de consolas, siendo estas últimas inferiores gráficamente, aunque manteniendo el tipo bastante alto. Por tanto en PC el popping no será tan acusado, o casi inexistente, pero en consola será el pan nuestro de cada día. Así como la IA que algunas veces se torna un poco absurda. Aun con todo y en normas generales, Far Cry 3 cumple muy mucho con todas las expectativas  con su apartado gráfico y con sus colores saturados en una isla tropical.

Conclusión

Far Cry 3 es grande, muy grande y muy variado, lo que lo catapulta directamente a uno de los mejores shooters de esta generación. Podremos cazar, asesinar contratos, explorar templos , encontrar reliquias, potenciar a nuestro personaje, ayudarnos de nuestros amigos, completar mapas y un larguísimo etc de posibilidades que hacen de este un juego sorprendentemente largo. Por tanto, sin lugar a dudas de equivocarnos colocamos a Far Cry 3 entre uno de los imprescindibles de PC y de consolas, sobre todo de final de generación. Variado, divertido, espectacular y un sin fin de buenas vibraciones que nos ha dejado el título a pesar de su tope gráfico en las versiones de consolas.

Un juego completo, grande y lleno de posibilidades que se agradece de todas las formas posibles y que va en contra de la filosofía que parece que prima hoy en día de hacer juegos más cortos para luego venderlos en DLC o  para potenciar su modo multijugador. Me dejo muchos detalles por comentar y muchas situaciones en este análisis, pero dado que el juego en si en inmenso, no quiero hacer eterno este análisis y prefiero que descubráis por vosotros mismos el mundo que nos propone. Far Cr 3 los tiene todo y a un alto nivel. Chapeu por Ubisoft.

Jota Delgado

Mi nombre es Jesús y llevo desde antes de 2001 en internet. Soy Diseñador Web a tiempo completo, y proyecto de youtuber en mis ratos libres. Analizo y crítico mi hobbie desde hace muchos años, he trabajado en la prensa de videojuegos española y ahora voy por libre. Tomo el té con Lara Croft.

Ver todos

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *