Se alejo volando hacia el horizonte, mientras recordaba toda la magia que había dado lugar a aquella situación. Muchas veces antes había estado en una batalla, muchas otras veces le habían herido, pero ninguna como esta, ninguna sangraba, ni dolía tanto como la flecha que tenia ahora en el pecho, de un extremo al otro. Y sabia de sobra que el veneno de aquella flecha lo estaba matando poco a poco, lentamente. Podía sentirlo, podía sentir como fluía por sus maltrechas venas, podía sentir como poco a poco se apagaban sus fuerzas y lo que un día fue un ser alado y majestuoso, se esta quedando en una decadente leyenda.

Al llegar al templo vio los restos de la guerra, cadáveres en cada rincón, apilados unos encima de otros o colgados del techo. La carnicería había sido muy dura, demasiado. Era su última oportunidad de aplacar aquel dolor, de salir a flote y destruir el veneno que corroía todo su ser. Sabía que si no actuaba rápido, todo eso acabaría con él sin remedio. Se acercó a la piedra ceremonial, alzo su hacha y la clavo lo más fuerte que pudo. Solo le hizo un arañazo… pero él no podía darse por vencido, era su vida la que estaba en juego, la que dependía de que ese extremo del hacha se clavara completamente en aquella aparentemente fría piedra. Lo volvió a intentar, una y otra vez, alzando el hacha y golpeando la piedra lo mas fuerte que podía. Otra, y otra… y otra más. De sus ojos comenzaron a brotar lagrimas y de su boca alaridos de rabia. Necesitaba que aquello no se quedase en un simple intento, necesitaba hacer que todo aquello funcionara, que se rompiera el hechizo que lo estaba consumiendo por dentro.

La última vez que lo intento sus manos sangraban, había dando con tanta fuerza que la correa de la empuñadura le había rasgado la piel, había dejado al aire esa sustancia que le daba la vida, y que al mismo tiempo se la estaba robando… Paro por un momento de golpear la piedra, aunque nunca paró de llorar. Se dio cuenta que su sangre estaba impregnando aquella piedra gris, que solo había conseguido hacerle rasguños, uno detrás de otro.

Y entonces fue cuando murió, cuando se dio por vencido, cuando cayó de rodillas al suelo sin pronunciar palabra, ni soltar ninguna lagrima. Solo se quedo observando al infinito, a ninguna parte, sintiendo como la rendición se apoderaba de él, de todas y cada una de las partes de su ser. Había muerto por su propia culpa, por no seguir intentándolo, por no seguir insistiendo. Estaba muerto, aunque seguía respirando, seguía vivo, pero ya su corazón no tenia esperanza alguna…

Fue un sonido seco lo ultimo que logro escuchar. Era la piedra que se había partido en dos, liberandole así del veneno que yacía dentro de él. Pero ya sabia que era demasiado tarde, sabia que  ya estaba condenado a morir por culpa de todo el daño que le había causado aquella flecha, aquel veneno. Sabia que aunque pudiera vivir, nunca se perdonaria el haberse rendido en el ultimo momento. Nunca se perdonaría el no haberlo intentado hasta el final, hasta el ultimo momento, el haber perdido las fuerzas un segundo antes de que todo acabara. Alli se quedo, respirando, inmovil, mirando al infinito… y sin alma.

Ilustracion por magnetica.ru

JotaDelgadoES

Mi nombre es Jesús y llevo desde antes de 2001 en internet. Soy Diseñador Web a tiempo completo, y proyecto de youtuber en mis ratos libres. Analizo y crítico mi hobbie desde hace muchos años, he trabajado en la prensa de videojuegos española y ahora voy por libre. Tomo el té con Lara Croft.

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

JotaDelgadoES

Mi nombre es Jesús y llevo desde antes de 2001 en internet. Soy Diseñador Web a tiempo completo, y proyecto de youtuber en mis ratos libres. Analizo y crítico mi hobbie desde hace muchos años, he trabajado en la prensa de videojuegos española y ahora voy por libre. Tomo el té con Lara Croft.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies